miércoles, 15 de marzo de 2017

Parque Natural Sierra de Huétor VI: Cruz de Viznar, Llano del Fraile, Cueva del Gato (Granada)








Parque Natural Sierra de Huétor. Vamos a hacer un recorrido casi circular (excepto los 2 primeros y últimos kilómetros) que iniciamos junto al Centro de Visitantes de Puerto Lobo (donde aparcamos el coche  9 h.), para ascender por el Barranco de la Umbría hasta el collado de Viznar, acercarnos hasta la cima del Cerro donde se ubica la Cruz de Viznar (10'15 h.); descender buscando el sendero que nos conduce hasta la Alfaguara Chica (11'15 h.), desde aquí hasta la Alfaguara con visita incluida al Arboretum; acceder desde el Llano del Fraile al doble conjunto de trincheras de Alfacar (Sierra de la Yedra)(12-12'30 h.); bajar hasta la Fuente de la Teja (13'00-13'30 h.) para regresar por el itinerario del Sotillo; detenernos para visitar las trincheras de las Veguillas (14'00 h.) y la Cueva del Gato (14'30 h.) antes de retornar al Centro de Visitantes Puerto Lobo (16'30 h.).

Desde el mismo aparcamiento ya disfrutamos de estas impresionantes vistas.

Pasamos cerca del Cerro del Maullo, pero esta visita será para otro día.

Hoy avanzamos por la propia carretera que se interna en el Parque a partir del Centro de Visitantes "Puerto Lobo" donde hemos aparcado. Es la carretera que remonta dirección Alfaguara. 

Hemos avanzada aproximadamente unos dos kilómetros y en el inicio de una curva cerrada a derechas arranca un sendero -izquierda- que asciende por el barranco de la Umbría.

Mi acompañante J.M. me precede degustando los primeros esfuerzos. Yo quedo rezagado para tomar algunas fotos e intentando no imponer mi ritmo. 

Toda esta subida se hace por el propio barranco que por orientación es uno de los más frescos y húmedos de esta sierra lo que ha permitido mantener ejemplares (pinsapos) impropios de estas latitudes.

El sendero, muy marcado no ofrece dificultad en su seguimiento, alguna en su ascensión en busca del collado de Viznar.  

Una vez alcanzado el collado optamos por acercarnos hasta una cima próxima que está coronada por una llamativa cruz metálica. (Se acostumbra coronar el pico más alto del término municipal con una cruz, ésta corresponde a Viznar). Desde ella se domina buena parte de la depresión de Granada con algunos de los pueblos de su cinturón.

Por altura podemos alcanzar a ver el techo del parque entre dos cerros: Majalijar.

Mi compañero circunstancial "a-fe-rrado" en la cima.

Junto a la cruz y sentado en las rocas tengo a Viznar justo a mis pies. 

Algo más a la derecha la población de Alfacar.

Y de nuevo el Majalijar. Siento como si reclamara mi presencia por el largo tiempo en que lo tengo ignorado.


Esta podría ser una imagen válida para toda esta sierra: una mezcolanza de pinos y rocas.


El sendero muy marcado y siempre bajo la protección de pinar de repoblación. Ahora toca llanear, mas tarde bajaremos. Propongo a mi compañero dos alternativas: Cueva del Agua o Alfaguara Chica, decantándose por la segunda, alegando que no la conoce.


Antes de adentrarnos en el ramal de bajada hacia la "Alfaguarilla" avistamos otro de los hitos de esta sierra: Peñón de la Mata -aunque ya fuera de los límites del Parque-. Más adelante lo observaremos más de cerca y desde una posición totalmente enfrentada.

La Alfaguara Chica es una extensión de pradera con suave pendiente hacia el suroeste, prácticamente despejada de vegetación arbórea y que en su día (hace muchos años) contó en su centro con una fuente. Los restos de la fuente perduran, del agua no se sabe desde hace años.

Los restos de la fuente que ocupó el centro de esta amplia zona despejada que hace muchos años usábamos para corretear y escenificar fantasías en nuestras estancias.
Entre dos troncos, en el centro de la explanada y junto a los restos de la fuente, la estructura de una choza. Algunos han intentado concretar sus fantasías. 

En el acceso noreste al paraje nos encontramos un hermoso ejemplar de pino que invita a introducirse bajo su ramaje e incluso apoyados en su tronco echarse una siesta, si tenéis tiempo os lo recomiendo, tras unos minutos despertareis totalmente "rejuvenecidos" y dispuestos para reemprender la marcha.

Hemos alcanzado la Alfaguara; hemos paseado por el Alboretum y nos hemos acercado al lugar denominado Llano del Fraile. El objetivo doble son las trincheras que hay a ambos lados (izquierda y derecha: Sierra de la Yedra) cuando finaliza la explanada, que hacía años que no visitaba.

Es el único emplazamiento trincheril de esta sierra en que he visto una entrada tan larga y subterránea (de 40 a 50 metros) de acceso a un nido de ametralladoras. Por su longitud lo dotaron de respiraderos que también cumplen la función de claraboyas. 

Al final el antiguo emplazamiento de las ametralladoras con dominio visual a todo el valle y enfrentado al Peñón de la Mata, cerro codiciado por ambos bandos durante la contienda civil española.

Uno de los respiraderos del túnel de acceso a la vez que luminarias, quizás el más visible, ya que los demás pasan mas desapercibidos al encontrarse camuflados entre la vegetación.

La zona llana es el techo del emplazamiento. El hormigón ha impedido que la vegetación recupere el espacio.

Entrada al túnel de acceso al que se penetra erguido ya que su altura es más que suficiente durante todo el tramo.

Parapetos en los alrededores que completaban el puesto.

Acceso "original" a una pequeña construcción aledaña que aunque ha perdido la techumbre conserva los cuatro laterales en relativo buen estado.

La misma construcción vista desde arriba. Muestra un suelo pavimentado en buen estado de conservación actualmente. 

Otra toma de la misma construcción.

La explanada del Llano del Fraile y la carretera que atraviesa todo el Parque Natural, desde la ubicación de las trincheras.

El otro conjunto de defensas (a la derecha) bastante más complejo y amplio, mucho más llamativo.

Generalmente el uso de hormigón es indicativo de la pertenencia original al bando nacional, ya que contaba con más medios y recursos.

Esta y las siguiente fotos recogen rincones y detalles de este complejo defensivo.






Totalmente enfrentado al Peñón de la Mata y dominando todo el barranco que los separa (río Bermejo).





De nuevo en la carretera me detengo un momento para intentar descubrir las construcciones recién visitadas (trincheras de Alfacar), si no usamos prismáticos y sin saber exáctamente hacia dónde mirar parece imposible ubicarlas.

Nos dirigimos, carretera adelante, en busca del nacimiento del río Darro donde tenemos previsto parar para comer aprovechando la existencia de agua.  

Antigua Fuente de la Teja que desde hace años no mana aunque en sus aledaños sí que nace un pequeño reguero de agua que comienza a caminar barranco abajo dando inicio al río. 
Han estado haciendo limpieza talando alguno de los árboles secos que se encontraban en esta antigua área de recreo. En una anterior estancia había muchos troncos tumbados.
La que sí mana y con muy buena y fresca agua es la fuente de Icona junto a un depósito habilitado para caso de incendio (unos metros más abajo) y que nosotros aprovechamos para comer y descansar,


Entrada modificada -en su día- de la Cueva del Gato a la que hemos hecho una visita. Esta excursión de hoy se ha convertido en un recorrido divulgativo para mi compañero.


Mi sombra parada a la entrada de la cueva.

Esta y las siguientes fotografías corresponden al interior de la Cueva del Gato. Domicilio de una familia numerosa hasta los años 60 del siglo pasado y redil abandonado. 







El sol (o mejor la tierra) ha avanzado ya mucho en su recorrido diario y permite captar el Cerro de la Cruz (Huétor Santillán) en línea con el Veleta en Sierra Nevada.

Y como no sé resistirme y tirando de zum: la cuerda que une el Veleta con el Caballo.

El propio pico del Veleta. Los tonos marrones son los restos de la intensa calima sufrida estos días.

Y el Mulhacén y la Alcazaba (derecha e izquierda).

He querido finalizar la serie de fotografías dedicando la última (y la primera) al protagonista de este Parque Natural.


Parque Natural Sierra de Huétor, 3 de marzo de 2017.