miércoles, 17 de enero de 2018

Joyas granadinas III-2: Dar-al Horra (Albayzín - Granada)









PALACIO DE DAR-AL HORRA (Granada)

Repito visita y entrada (pinchar). Esta edificación fue un palacio-residencia de Aixa, la madre de Boabdil. Deberemos imaginarla bastante más amplia que en la actualidad, sobre todo en cuanto a zonas ajardinadas, hoy casi totalmente inexistentes.

La visita la ha motivado una exposición que se reparte entre las distintas salas del palacio en que se nos muestran la importancia de los avances que la civilización árabo-musulmana llegó a concatenar.

Un siglo después del inicio de la expansión de la civilización (s. VIII) alcanza por el este hasta la India y por occidente hasta la Península Ibérica. Tras asimilar los conocimientos de los conquistados y dar un gran impulso a las traducciones de numerosas obras persas y griegas comenzó el desarrollo y ampliación de los conocimientos con variadas y significativas aportaciones.

Alcanzando entre los siglos VIII al XV la primacía y punto de referencia en la historia de la ciencia, con una serie de figuras destacadas en diferentes especialidades: astronomía, medicina, geografía, agronomía, etc.

Todo ello en un marco inmejorable por ubicación y conservación. Un auténtico placer para los sentidos.









































Granada, 19 de diciembre de 2017.

miércoles, 10 de enero de 2018

Molinos de Izfalada (Huéneja - Granada)









Era frente al Molino Alto.

Molino Alto.



Molino en ruinas del que no he localizado el nombre.








Serbal común en plena sazón.







Río Izfalada.




Molino Alto.





Área recreativa el Castañar.


Molino Bajo.

Centro Interpretación del Agua y Museo Etnológico


Huéneja

Parroquia Nuestra Señora de la Anunciación.

Calle Real


El río Isfalada o Huéneja recorre la base norte del Chullo. De sus lomas recoge por multitud de barrancos los arroyos que irán engrosando su caudal. Yo he recorrido su último tramo cuando los principales barrancos ya habían desaguado en él.

Cogiendo como guía el sendero PR A-30, que lo he recorrido en su totalidad, pero añadiéndole el seguimiento curso arriba, por el cauce al río is(z)falada hasta donde he podido (alrededor de una hora más) ha sido el camino disfrutado hoy, con una temperatura bastante fresca a primera hora y muy agradable en cuanto el sol ha ganado altura.

Se puede iniciar el sendero en el propio pueblo de Huéneja o un kilómetro más adelante junto al edificio del Centro de Interpretación del Agua y Museo Etnológico Molino Bajo (que no he podido visitar por estar cerrado). Este centro está junto al Área Rcreativa del Castañar, con árboles milenarios que enseñan troncos de hasta 12 metros de diámetro.

El recorrido propuesto en la Ventana del Visitante denominado Molinos de Isfalada inicia el regreso al llegar al Molino de Pedro (Molino Alto). Mi propuesta es seguir junto al cauce del río al menos hasta enlazar de nuevo con un carril (Barranco Salsipuedes). Incluso si se sigue un tramo por el carril se puede volver junto al cauce del Isfalada para adentrarse en el barranco junto al cauce de nuevo durante un largo tramo más, hasta alcanzar de nuevo un carril, en la confluencia de los barrancos Zaurdillas, Sostra, Dólar y de Los Tejos;  yo me he quedado a un centenar de metros de él por desconocimiento de su existencia.

Esta ampliación que he recorrido hoy ha sido el tramo más impresionante, si de ver vegetación de ribera se trata, junto a parcelas incultas de almendros, castaños con troncos que nada tienen que envidiar a los del área recreativa, ruinas de cortijos y restos de las acequias que daban servicio a los molinos además de regar amplias extensiones de tierra.

Hoy he podido degustar (durante mi paseo) dulces bellotas, pilongas castañas, prietas, jugosas y muy dulces manzanas, membrillos en sazón, maholetas, etc. Hasta podría haber prescindido de la mochila.

Recorrido apto (al menos en su primera parte para hacerlo en familia, después para aquellos que tengan tendencias indagadoras: descubrir molinos abandonados, buscar las acequias que daban vida a los viejos molinos, cruzar el río en multitud de ocasiones, si es el tiempo recolectar setas, etc.

Huéneja, 21 de noviembre de 2017