miércoles, 8 de marzo de 2017

Canal y Cortijo de La Viña (Sierra Nevada - Güejar Sierra - Granada)










Conducción que transfiere el agua hasta la misma altura de la loma de Jaras, salvando el barranco del río Genil.



Canal de la Viña.

Barranco del río Maitena.

















Río Maitena.

Antiguo molino en la confluencia de la carretera de los Lavaderos de la Reina con el río Maitena.

El otro extremo donde se puede iniciar el recorrido.




Tubería que alimenta a la central eléctrica del río Maitena.




Central eléctrica del río Maitena.

Río Maitena.







Esta y las siguientes: Cortijo de la Viña.







El frontal del pilón está fechado en 1907.


Restaurante Maitena, justo en la confluencia de los ríos Maitena y Genil.




Construcción junto al lecho del río Genil en la subida al Hotel del Duque.


Siempre me ha encantado por ubicación y arquitectura.

Río Genil.



Cerca del centro de visitantes del Dornajo tomo esta imagen.


Paralelo al río Maitena (un centenar de metros ladera arriba), en su tramo bajo junto a su desembocadura en el Genil, discurre un canal que atraviesa toda la Loma de la Cuna de los Cuartos para llevar agua hasta la enfrentada Loma de Jarras. Para ello ha de salvar el profundo barranco del río Genil y lo ha hecho con un enorme sifón entubado que cruza el río Genil sobre el primer túnel de la estrecha carretera que avanza por el antiguo trazado del tranvía entre Maitena y el Charcón.

Buena parte de su recorrido lo hace entre lo que fueron terrazas de cultivo de un gran cortijo que se divisa en la loma desde Maitena. Ya desde lejos presenta una estampa que tuvo que ser en su día soberbia, por ubicación, por construcción y por tamaño. Hoy además de recorrer todo el canal,  desde su nacimiento hasta el sifón, me he acercado para deambular por lo que fueron tierras explotadas pertenecientes al cortijo como por la propia construcción, aunque no es aconsejable un recorrido exhaustivo por su pésimo estado de conservación, (recuerdo haberlo visitado hace 50 años y encontrarlo ya deshabitado).

El recorrido lo he iniciado frente al estacionamiento del Restaurante Maitena, donde junto a un panel informativo totalmente inhábil arranca un camino ascendente que además de dar servicio al cortijo recorre -a media altura- toda la Loma de la Cuna de los Cuartos hasta enlazar con otro sendero (Sulayr) en las cercanías del refugio de La Cucaracha.

Hay que ascender unos veinte minutos para ganar altura por la Cuesta de la Viña hasta alcanzar el Canal, una vez remontado y hecho todo el trabajo duro, solo queda recorrerlo en ambos sentidos. Hacia la derecha hasta el inicio del sifón, hacia la izquierda hasta el río Maitena, nacimiento del mismo. Recorrido como todos los que transitan junto a acequias, es prácticamente llano y siempre entre vegetación (con algunos ejemplares de encinas y castaños verdaderamente espectaculares), dejando el río y sus islas de bosques de ribera siempre a nuestra izquierda.

Si queremos ahorrarnos la subida podemos hacer el recorrido en sentido inverso arrancando en el propio río Maitena donde la carretera que asciende hasta la barrera de los Lavaderos de la Reina corta el barranco del río. Épocas recomendadas para la visita todas, pero en otoño presumo que el colorido que aportan las distintas especies arbóreas debe ser magnífico.

Yo hoy he alargado algo la caminata para acercarme hasta la central eléctrica Maitena que se ubica junto al propio río un par de kilómetros aguas arriba del nacimiento del canal. El edificio está protegido y cerrado con puerta metálica y vallado todo su perímetro lo que me ha impedido apreciar de cerca la construcción teniéndome que contentar con verla "a vuelo de pájaro". Sí he recorrido un tramo de río superior a la central hasta que la vegetación me ha obligado a regresar a lo "humanizado".

Güejar Sierra (Granada), 4 de enero de 2017.