miércoles, 4 de noviembre de 2015

Marismas del Odiel - Huelva




MARISMAS DEL ODIEL.

Ubicado al sur de la provincia de Huelva, entre las desembocaduras de los ríos Tinto y Odiel, donde se produce el encuentro de las aguas saladas y dulces creándose un conjunto de marismas cuyo nivel lo deciden las mareas. Centro de Visitantes Anastasio Senra.

El recorrido se hace adentrándose entre las marismas por una pista terrera hasta un puesto de observación

Otras dependencias del Centro de Interpretación dedicadas a talleres, hoy cerradas.

Al final de un dique de madera un pequeño embarcadero donde están ancladas estas dos barcas.

Las marismas comparten espacio con salinas industriales y zonas de playa en una mezcolanza que ha conseguido complementarse.

Entre el centro y el puente de acceso a la capital, emergen los costillares de alguna antigua embarcación.

Una vez que nos adentramos en el complejo de las marismas, desaparecidos los vestigios humanos sólo queda el dominio del agua y las aves.

Como siempre, caminando en silencio y sis movimientos bruscos, conseguimos acercarnos bastante a los residentes sin espantarlos.

La cercanía de las zonas habitadas y el polo químico no impiden que estos flamencos se sientan cómodos.

A pesar del muy corto -al menos para nosotros- recorrido autorizado que se adentra en las marismas, la variedad de aves avistadas es notable.


La inmovilidad, tanto del agua como de las aves, duplicaba los ejemplares.

Uno de los atractivos de esta reserva se basa en su heterogeneidad, tanto de especies como de ecosistemas.

Parece que se han conseguido resolver, o al menos mitigar, los nefastos efectos contaminantes del polo químico que lastraba este enclave.

Pasear por estrechos carriles entre lagunas, una soleada mañana de marzo era todo un placer.

Las Reservas de la Biosfera son zonas de ecosistemas terrestres, costeros/marinos, o una combinación de los mismos.

En el año 1.983 fue declarado Reserva de la Biosfera. Posteriormente ha obtenido otras figuras protectoras como: Paraje Natural (1.984); Humedal Ramsar (1.989); Zona de Especial Protección para las aves ZEPA (1.987) y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).



Cuando regresábamos, ya avanzada la mañana, los flamencos más agrupados seguían en sus tareas alimenticias.