miércoles, 12 de noviembre de 2014

Joyas granadinas VI: Carmen de los Chapiteles.







PEQUEÑAS JOYAS GRANADINAS
Carmen de los Chapiteles


Desde Plaza Nueva, junto al río Darro nace una calle (carrera del Darro) que para algunos es la más bonita "carrera del mundo", yo bastante más modesto, afirmaré que es la "carrera más bonita de Granada". Si nos decidimos a recorrerla llegamos a un ensanche; a la vez que se expande cambia de nombre para adoptar el de Paseo del Padre Manjón.

Ya tenemos acceso visual amplio a la fachada norte de la Alhambra que queda a nuestra derecha coronando la ladera que arranca de la misma orilla del río Darro. Al final del Paseo -antes de comenzar la Cuesta del Chapiz- aconsejo cruzar un estrecho puente (del Aljibillo, del Rey Chico o de Ibn Rasiq) para quedar enfrentados a una cuesta empedrada: Cuesta de los Chinos -acceso a la parte alta de la Alhambra- haciendo ángulo recto con el Camino del Avellano.

Y en medio, entre ambos, se encuentra el carmen más espectacular de Granada: Carmen de los Chapiteles, objeto y sujeto de mi entrada de hoy, que muy bien podría ser el mencionado en el cuento: "El jardín más bello de la Alhambra".

El Carmen (vivienda típica ajardinada) de los Chapiteles es un palacete del siglo XIV, que tras la conquista de Granada los Reyes Católicos regalan a Gonzalo Fernández de Córdoba. En su tiempo disfrutó de acceso directo al Generalife, comparte además de ubicación en la misma colina el agua de la acequia real.

Inmerso en el propio bosque de la Alhambra (bosque de San Pedro), por debajo del Generalife y enfrentado al bajo Albayzín, goza de un emplazamiento privilegiado. Con una extensión que se acerca a los 9.000 metros cuadrados, de los que casi un tercio están edificados, estando el resto ocupado por jardines repartidos en multitud de terrazas amenizados con distintas fuentes ya que escala la colina queriendo fundirse con la Alhambra.

Combina sabiamente -asumiendo la distribución árabe- el agua con la vegetación creando espacios de ensueño, rememorando los jardines nazaríes. Dispone de 12 habitaciones mas todas las instalaciones propias de este tipo de instalaciones hoteleras. Estuvo considerada como una de las viviendas más caras de España.

Ideal para celebrar eventos sociales de gran afluencia de público por su extensión y emplazamiento, aunque si es posible escoger, yo optaría por la tardía primavera o el verano, para disfrutar sin cortapisas de los exteriores con vistas al bajo Albayzín, Palacio de los Córdoba, valle de Valparaiso con el Sacromonte cerrándolo  o el Generalife y la propia Alhambra, con sólo levantar la vista. Seguramente no hay otro carmen en Granada desde el que se puedan apreciar simultáneamente tantos enclaves espectaculares.


Chapiteles desde el Ave María Casa Madre.




















Granada, 12 de noviembre de 2014.