miércoles, 29 de mayo de 2013

Granada desde sus miradores IV: (Torre de la Vela - Alhambra).




Imágen tomada el pasado 28 de febrero.

Torre de la Vela el mirador objetivo de hoy.

Desde la Torre del Cubo.

Ardilla que nos sorprendió en medio del bosque.

Desde la Torre del Cubo: Torre de la Vela.

Otra imágen del mismo mirador.


Aprovechando un hueco entre las murallas.

Desde la Torre: I

Desde la Torre: II

Desde la Torre: III


Desde la Torre: IV

Desde la Torre: V

Desde la Torre: VI

Desde la Torre: VII

Desde la Torre: VIII

Desde la Torre: IX

Desde la Torre: X

El viento hacía ondear poderosamente las banderas de la Torre.

Zona militar desde la Torre de la Vela.

Muralla que limita la zona de la Alcazaba con el bosque de Gomérez.

En la cara sur de la Torre de la Pólvora está el archiconocido cuarteto.

El Magnolio Chino o Caduco nos confirma que la primavera está ya aquí. 

Paseando por los jardines.

 
La Alhambra desde el Generalife. La Torre de la Vela al fondo.





GRANADA. Mirando la ciudad desde sus miradores IV: Torre de la Vela – Alhambra.

Fecha: 17-03-2013



Torre de la Vela. Es la torre de mayores dimensiones entre todas las que existen en el conjunto de la Alhambra, de planta cuadrada de 16 metros de lado y una altura de casi 27 metros, compuesta de cuatro plantas y mazmorras en su subsuelo, la corona una campana que ha desempeñado tradicionalmente distintos cometidos.

Ocupa el extremo sur de la colina y del conjunto palaciego y por su posición privilegiada desde ella se domina una gran extensión de territorio. Por un lado toda la vega granadina incluida la ciudad junto con las cumbres de Sierra Nevada que rodean la depresión del Genil, así como buen número de los pueblos asentados en ella. No en vano fue este lugar escogido para la ubicación de la Alcazaba, la zona militar de la Alhambra donde residían los militares encargados de su defensa y custodia.

La Alcazaba es un recinto amurallado, uno de los más antiguos de la Alhambra, cuya construcción se sitúa en el siglo IX. Ocupa la proa de la colina en la que se asienta el monumento y posee el conjunto de torres mas abigarrado (hasta diez) de toda la Alhambra. Rodeado de profundo foso a ambos lados, presume en su vertiente sur de un estrecho y largo jardín (jardín de los Adarves) que lo separa del bosque de acceso por la Cuesta Gomérez.

La protagonista actual de la torre es la campana que ha desempeñado diferentes cometidos. Antiguamente servía de reloj para los turnos nocturnos de riego en la vega de Granada, comenzando a sonar a las 20 horas o 21'30 dependiendo de la época y lo seguía haciendo hasta las 3 o 4 de la madrugada, alternando los intervalos y los distintos toques para información de los regantes. Actualmente el día 2 de enero, en conmemoración de la fecha en que fue tomada la ciudad por los Reyes Católicos existe la tradición, muy seguida por las jóvenes granadinas, de creer que quien la toca ese día se acaba casando antes de que finalice el año.

Hoy, día elegido para subir a visitar este enclave y tomar las fotos para la preparación de la última entrada dedicada a los miradores, es un día gris con amenaza de lluvia. Además de la cámara y un chubasquero tengo que subir un paraguas. El mayor enemigo de las cámaras fotográficas es el agua y no quisiera que sufriera la mía por falta de previsión. Afortunadamente ha decidido acompañarme mi mujer por lo que el peso del equipaje es compartido.

Como cualquier buen mirador de su entorno y éste lo es, quizás el mejor para la ciudad de Granada, es a su vez divisado desde casi todos los puntos de la ciudad. Así comparte la doble cualidad de disfrutar de inmejorables vistas a la vez que ser observado desde multitud de lugares. Por ello alterno fotos obtenidas desde su entorno próximo o desde la misma torre con otras en que el propio mirador es el protagonista de la imagen.

Hoy a pesar del amenazante tiempo estaba muy concurrido por lo que para la obtención de algunos de las fotografías tuve que esperar que se despejara un poco los lugares o que la concurrencia amainara para que no saliera tanto visitantes en la misma toma. No siempre fue posible. Aquí os dejo las instantáneas que he seleccionado.